Salud y política

Voy a hablaros de salud, auque no lo parezca. Salud política. Una reflexión interesante para elegir a quien creer.

La salud, que nos dá tantos buenos momentos y es nuestra gran responsabilidad personal hacer lo posible para mantenerla. La salud nos interesa a todos, está claro, y para entenderla mejor, a veces hay que mirar desde lejos y ver en perspectiva global que es lo que realmente nos aportará salud como mamiferos, como humanos.

La observación de la naturaleza nos ha llevado a la fundación de muchas y diversas disciplinas científicas, en el afán del ser humano por comprender mejor la naturaleza y así proveernos una vida de mayor comodidad.

Mirémos pues rápidamente el mundo animal: la vida de un ratón es de 2 años, siempre que no se haya convertido en alimento para otro antes de su “natural” momento de muerte. Si este “natural” momento de muerte, que rige la naturaleza (que tanto ansiamos comprender) no fuere tal, y por inventiva vivieran 10 años los ratones, entonces sus predadores se multiplicarian igual que estos y en pocos años el medio se veria gravemente afectado; tanto los animales que vivian en ecosistema con estos ratones como las plantas que estos comian, como la tierra que se verá llena de cobijos, túneles… a la larga hasta las aguas que alimentan ese ecosistema se verian adaptandose al cambio de que los ratones vivieran 10 años.

Ahora, volviendo a la realidad, podemos afirmar que hay un momento natural de muerte para cada uno de los mamíferos, incluidos nosotros. Aceptando esa realidad inexorable, nos interesa poder vivir nuestra vida, hasta el momento de nuestra muerte “natural”, cómoda y felizmente. Para ello el ser humano ha creado con su inventiva refugios que nos han protegido de morir jóvenes como presas, hemos inventado métodos para conservar los alimentos para el duro invierno y nos hemos protegido de las enfermedades también con inventiva, con razón, con estudio y a la postre, fundando ciencias, para mayor credibilidad de contenido.

Sigámos pues, por ese camino, que es buena manera de saber observando y ensayando, aunque, con pena debo decir que esto de momento no nos ha llevado a comprender las sutilezas de porque los muerciélagos viven de 15 años y las moscas un mes. Pero tenemos fe en que nos llevará a comprenderlo, porque nos basamos en todo lo que hemos aprendido gracias a las ciencias como camino de aprendizaje y comprensión.

A continuación voy a transcribir un fragmento de un libro de DEEPACK CHOPRA que para mi, es una buena imágen. Nos hace entender como nuestra expectativa como sociedad hacia la ciencia supera con creces lo que esta, de momento, nos puede ofrecer: “Para que puedas correr es necesario un ritmo cardíaco acelerado,mayor temperatura corporal y una presión sanguínea elevada. En términos médicos, el corredor debe sufrir una fiebre leve, taquicardia e hipertensión, […]. A cada segundo se perturban decenas de funciones corporales, lo cual significa que cualquier difición fija de salud pierde sentido; sería como pretender definir una sintonía deteniendo a la orquesta en un acorde.”

La comprensión de la naturaleza y de la salud no queda fuera de nuestro alcance, pero hay que ser humilde y saber que mucho nos queda de camino; alabar que también mucho se ha logrado. Todas las fuentes al conocimiento son bienvenidas, y hay que respetarlas en tanto sean rigurosas, aunque a veces puedan chocar con nuestra cultura, algo mas en el terreno de lo subjetivo, experiencial o espiritual. Lo que digo es que aunque choque con mi escala de valores, voy a dar la oportunidad a comprender o aprender algo nuevo si lo que quiero es comprender la naturaleza.

Que sentido tendria que yo predicara en contra de la medicina actual, que me dedicara a prohibirla y menostenerla? Si mi objetivo es la salud de la población, que ganaria con eso? Mi único camino seria aportando una medicina mejor, pues lo que importa es la salud, nunca llegaria a mi objetivo prohibiendo la medicina actual sin proponer otra, correcto? Pues en España es lo que estamos viviendo en los últimos dos años, las universidades suspenden cátedras de mas y de menos afiliación bajo una cruel palabra sin fundamento: pseudociencia (lo que esta por debajo de la ciencia), antes era paraciencia (lo que está por encima de esta) y he llegado a leer co-ciencia. En cualquiera de los dos casos son sufijos que nos denotan desconfianza y rechazo de la comunidad cientifica.

Quizá yo sea una ignorante que no sepa discernir cual ciencia tiene mas o menos credibilidad, las terapias naturales estan en auge y la represión de estas también está en auge, es que algo se cuece! Y dentro de mi no saber nada, oigo ruido de lejos, parece que se avecina tormenta, aunque ya hace unos años que se fragua. O como se dice: cuando el rio suena es que agua lleva.

Yo yo, que no se nada, me planteo, porque será que se prohibe una ciencia y no otra? Será por seguridad, para protegernos, desde el departamento de salud velan por nuestro bienestar, o eso me enseñaron en la escuela. Y entonces, digo, pues tiene sentido, no vaya a ser que se estudie en las universidades cosas que no son verdad o cosas que interesan a unos pocos. ¿Porque la homeopatia es menos segura de estudiar que el márketing? Al fin y al cabo la homeopatia pretende la salud de la población y el márketing pretende la manipulación de la población…

Y por último, el márketing no se puede dar en centros de poca monta, ya se entiende que uno no puede mandar a sus hijos a un lugar así, porque no aprenderian bien. La homeopatia en centros de poca monta es legal y se da en españa, en cambio en la universidad se ha vetado, supongo que nadie querria que sus hijos aprendieran bien, o si no es así es que yo no entiendo nada de nada.

Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *